Familiarízate

Guía para comprar un Mac: ¿qué Mac me compro?

Manzanas

Comprar un PC no es sencillo. Comprar un Mac sí, porque no hay tantas opciones, ya vienen montados para hacer todo lo que necesites, solo hay que tener en cuenta unos pocos consejos, que pasamos a detallarte en este artículo.

Todos hemos pasado por la experiencia de ir a comprar un PC a una tienda. En primer lugar te preguntan para qué lo quieres, luego tenemos que elegir si queremos un micro Intel o AMD, la tarjeta gráfica, y te empiezas a sentir como en las películas cuando el policía tiene que desactivar una bomba: “cuál corto, ¿el azul o el rojo?”

Para comprar un Mac ni siquiera hay que ir a la tienda: podemos comprarlo directamente en la Apple Store, a través de internet, y en unos pocos días nos lo traen a casa. El precio de un ordenador Apple es siempre el mismo, tanto en internet como en cualquier tienda de tu ciudad.

Por desgracia hace años (en vida de Steve Jobs), era más sencillo comprar un Mac. Ahora la cosa se ha complicado un poco, sobre todo con los diferentes tipos de modelos de portátil, con pantallas retina, y en las opciones Pro y Air.

No te preocupes: nosotros te lo explicamos.

Los portátiles

Si quieres llevar tu trabajo de tu casa a la oficina, o vas a viajar mucho, lo que necesitas es un portátil. Apple ofrece ahora mismo los MacBookMacBook Pro, y los MacBook Air.

MacBook Air

macbookair2.jpgEl MacBook Air pesa tan solo 1,36 kilos y es muy bonito y muy delgado, tanto que cabe en un sobre, como quedó demostrado en su presentación, aunque el nuevo MacBook es aún más delgado.

Para poder hacer un portatil así, se han sacrificado muchas características: No tiene lector de DVD, ni FireWire, ni Ethernet, por lo que este modelo asombró mucho a todo el mundo en su día, cuando se presentó.

El Air ha pasado de ser el “portátil del futuro” al portátil del presente. Está bien de precio y de prestaciones, es más potente que el nuevo Macbook, y hay dos tamaños. Lo único que no tiene es pantalla retina.

MacBook

macbookpro.jpgEl MacBook es el último modelo presentado por Apple, en 2015. El diseño es totalmente nuevo, y llama la atención a simple vista, con su teclado nuevo que ocupa todo el ancho del aparato.

El concepto es el mismo que en el MacBook Air: hacerlo imposiblemente pequeño y ligero. Se trata de llevar ese concepto al extremo, y ponerle alguna característica atractiva, para justificar su alto precio, y la novedad.

Por ejemplo: pantalla retina, y 3 acabados posibles, en plata, oro, y gris espacial. El nuevo trackpad, el Force Touch, es sensible a la presión, y puedes usarlo con gestos nuevos, como el click fuerte, e incluso gracias a la tecnología háptica, podrás notar la vibración.

Es aún más fino que el MacBook Air, y además pesa menos de un kilo, parece increíble que se pueda hacer un ordenador tan minúsculo. Es el portátil del futuro, pero no tenemos claro para quién está pensado.

Solo lleva un único puerto para conectar todo, incluido la corriente. Se trata de un puerto USB-C, por lo que tendrás que comprar un adaptador si quieres enchufar cualquier cosa, ya que los periféricos no llevan este tipo de puerto.

MacBook Pro

macbookpro.jpgSi necesitas un buen portátil, con una pantalla suficientemente grande, que te permita hacer las mismas cosas que un ordenador de sobremesa, y no te importa que pese un poco más, la opción a elegir es la línea Pro.

Los MacBook Pro ofrecen pantallas de mayor tamaño y resolución, de 13 y 15 pulgadas, y mejoras en la memoria y tarjeta gráfica.

Los nuevos modelos incorporan la pantalla retina, con una resolución tremenda, y eliminan también el lector óptico.

Vale pero ¿qué portátil me compro?

Nuestra recomendación es el MacBook Pro. El MacBook a secas es caro, tiene un precio que no está proporcionado con el resto de la gama, y por el mismo precio te puedes llevar un Pro, con mejores características.

Además, nos parece un poco raro comprar un ordenador al que no le puedes enchufar nada, tienes que comprar adaptadores para todo, y no vemos que haya una gran ventaja sobre el MacBook Air.

Así que si quieres un buen portátil, el Pro. Si te preocupa el peso, el Air. Y el Macbook, realmente no sabemos aún a quién recomendárselo.

Los modelos de sobremesa

iMac

iMac

Sin duda, el equipo más atractivo de toda la gama de Apple es el iMac. Adecuado para toda la familia, para uso casero y profesional. Muy práctico, con todo incluido en su pantalla plana (¡no hay torre!) de dos tamaños: 21,5 pulgadas que sería el tamaño normal, y no tengáis duda de que es una pantalla grande, y el modelo de 27 pulgadas, que es enorme.

Es una maravilla y al 95% de nuestros familiares y amigos les decimos que la mejor opción para sus necesidades es un iMac, y la pantalla la de 21,5 pulgadas, que es lo suficientemente grande.

Mac mini

Mac mini

El Mac mini es una gran idea de Apple para cambiar nuestro PC por un Mac aprovechando las piezas del PC. Se trata de un ordenador muy pequeño que no incluye pantalla, teclado ni ratón.

El nuevo modelo tampoco tiene lector de DVD, Apple se está intentando adelantar al futuro con esta jugada, en nuestra opinión de manera acertada.

El problema es que Apple se ha quedado a medias con esta gran idea, ya que el precio hace que sea mucho más atractivo, por un poquito más de dinero, el iMac más básico.

Mac Pro

mac-pro-step1-hero-2013

El Mac Pro es una barbaridad, una locura, que solo necesita alguien que sabe lo que está haciendo al comprar esta bestia.

Su diseño es increíble, se trata de este cilindro negro lleno de toda clase de conexiones, y está orientado a un uso profesional. Es decir, para editar vídeo, fotografía o audio.

Realmente nadie necesita esta burrada. Al decir que está orientado al profesional puede dar la sensación de que el iMac no es suficiente, y lo es. El iMac es un equipo con una potencia suficiente para ser eficiente en cualquier tarea.

Pero hay quien quiere, o quien necesita más, y para eso está el Mac Pro.

Sería maravilloso que todos tuviéramos uno, pero sale caro, hay que comprar la pantalla aparte, y realmente el usuario “normal”, que va a mirar el Facebook y a comprar un libro en Amazon, no necesita un Mac Pro.

Opciones de configuración

Interesantísimo: Fusion Drive

Al elegir tu Mac en la Apple Store, en las opciones de configuración, podrás escoger el tipo de disco duro que quieres. Nosotros tenemos una recomendación muy clara: Fusion Drive.

Es una tecnología de Apple que combina un disco duro normal y un SSD para acelerar enormemente el ordenador, pero tú no te tienes que preocupar de esto. A tus ojos, tu ordenador va a tener un solo disco duro “normal”.

Se lo hemos puesto a uno de nuestros iMac más viejos, y pasó a tardar unos pocos segundos en arrancar. Es realmente increíble.

Sobre las pantallas retina

Retina Display

Tanto el MacBook Pro como el iMac, tienen su versión con pantalla “Retina”. El MacBook solo tiene esta opción. Este tipo de pantalla es un estándar de Apple que se caracteriza por tener más densidad de píxeles.

En el iPhone y el iPad, la diferencia es apreciable. Realmente mejora mucho el visionado de textos, pero en los ordenadores de sobremesa la diferencia no es tan significativa.

Si tu actividad principal es la fotografía, el diseño, o la edición de vídeo, puede ser un añadido interesante a tu iMac o tu MacBook Pro. Si eres un usuario “normal”, realmente no te compensa la diferencia de precio para lo que vas a obtener.

Resumiendo

Como veis hemos hecho una pequeña aproximación y no hemos hablado ni de tarjetas gráficas, ni de megahercios, ni de microprocesadores, ni de placas base, ni de marcas de memorias, ni de cajas ni ventiladores. Podríamos haberlo hecho, pero no hace falta.

Ahora, visita la Apple Store, y ¡elige tu nuevo Mac!